Poema para una vegetariana

De: Ane González Ruiz de Larramendi


La vegetariana amateur
no irá al cielo

pues... por la mañana
abrió la nevera
y se comió el pato.
Y su villanía llego
a un punto tan alarmante
que en vez de arrepentirse
esperó
a otro comensal
sonriendo canalla
al compartir crímenes
contando con el silencio cómplice
de la mesa.

1 comentario:

carlos de la parra dijo...

Esto es una joya única dentro del género de la poesía de transgresión vegetariana.